31 octubre 2009

Tiempos de mangoneo



En estos días de mangoneo y poca vergüenza, mientras en Valencia se hacen manifestaciones contra la corrupción y el pueblo habla y los políticos callan, la indignación sube mientras los millones perdidos quién sabe dónde hacen buenos los proyectos, ilegales, zafios e irresponsables de corruptos y corruptelas bien encaminadas a llenar bolsillos sucios, en estos días, digo, mejor un poco de al mal tiempo buena cara. Exiliaos todos, que al menos la distancia limpia.



Se habla de confiar en los políticos. ¿Quién confía? ¿Quién puede confiar? Todos tenemos o hemos tenido o conocemos a alguien cercano, familiar o no, ligado a la política. ¿Y nos fiamos de ellos? Yo hace tiempo que no voto por ser inmigrante y por no tener ninguna facilidad para ejercer el derecho, pero no niego que me da lo mismo, porque es todo tan asqueroso y vomitivo, que prefiero ni entrar en el juego ¿democrático?

Hay políticos con vocación, dicen. ¿Servicio a la comunidad? Los políticos son unos artistas en el no decir nada y hablar mucho, pues todo eso que dicen del bien del ciudadano, del servicio a la comunidad y gaitas varias, ya veis, como para creerse la pamplina.

12 comentarios:

petry dijo...

Bueno, pues al menos el chiste me ha hecho reir. Gracias.

the teacher dijo...

Así es, todo lo que dices. Yo también estoy muy decepcionada con el sistema pero, sobre todo, con los mangantes que dicen representarnos, con lo cual creo que en las próximas elecciones me quedaré en el sofá como señal de protesta. Si no votáramos ninguno otro gallo cantaría, los políticos se darían cuenta de lo desencantados que estamos los ciudadanos. Bueno... o no, ellos seguirían a lo suyo, que es chupar del bote. De vergüenza.

petry dijo...

Los que hemos vivido la dictadura no podemos estar de acuerdo con lo de no votar. Los dictadores, los mangantes y sobre todo la derecha mas rancia de este pais es lo que quieren : que nos desencantemos, nos quedemos en casa y demos la razon a todo el que piensa que en este pais nuestro solo cabe LA DICTADURA sea cual sea, sea para que en España sigamos como a lo largo de nuestra historia . No hemos sido un pais demócrata casi nunca y eso es lo que quieren muchos . Aunque sea de forma no consciente pero en muchos casos sí premeditada..
yo estoy muy enfadada con toda esta porquería . Y soy consciente del mal que se esta haciendo. Entiendo esos comentarios: yo no ire a vatar, Pero por favor os pido a todos los que leeis estos comentarios :NO HAGAIS QUE LO QUE NOS HA COSTADO A LOS SESENTONES TANTO SE RONPA. NO LO HAGAIS

Rafa dijo...

En los 80 y los 90, mi época de chaval, habñia dictaduras en todas partes. Sudamérica, África, Asia, y la española en Europa que acababa de desaparecer. Esos tiempos ya han pasado, los ciclos históricos se cumplen a rajatabla, y será verdad seguramente que la derecha busque la desidia y el control en este sentido, pero no creo en ninguna dictadura hoy en día en un país que se supone moderno y occidental.

Estos dos términos no son incompatible con dictadura, pero existen unas normativas internacionales (ONU, OTAN, UE) que tienen un peso desigual. Es decir, en Sudamérica, Asia o África, estas instituciones no tienen tanta fuerza como en Europa, donde una dictadura sería inaceptable. Es así de triste que el resto del mundo no tenga los mismos "servicios" de esos organismos, o los tenga de manera tan diferente y desigual que el golpista no tiene reparos para cumplir lo que quiere hacer.

No tengo miedo a una dictadura militar porque creo que ese tiempo ya ha pasado y no es viable y nadie lo haría, al menos en este país, pero sí me da miedo que muchos no creamos en 'esta' democracia en la que el poder es tan importante. A todo esto, ¿qué es el poder?

Rafa dijo...

Valencia es tan patética que hay una manifestación en contra de la corrupción, con eslóganes en valenciano, y la derecha valenciana (lo ha dicho Cotino) tilda la manifestación del pueblo como radical. Valenciano normativo es para ello catalán y por ende catalanismo, y por ende radicalismo de izquierdas. Que se vayan a tomar por culo. Lo voy decir con toda mi boca llena de rabia: peperos ¿que no lo veis? El márketing de la gaviota en Valencia es tan potente que aún hay gente que cree que Camps es una hermanita de la caridad, que van a por él sin pruebas, que el 11-M lo provocó el PSOE y que la teoría de la conspiración es real. ¡Cuánto daño a la razón!

Qué lamentable, triste. Qué pandilla de hijos de satanás.

carmen dijo...

Yo no he vivido la dictadura y también creo que SÍ que hay que ir a votar. Que no hacerlo es una irresponsabilidad: no nos llevará a una dictadura como las anteriores, pero sí puede que parecida, una dictadura maquillada de democracia, donde al fin y al cabo los que están en el poder hacen lo que les da la gana. Y de eso precisamente nos quejamos tanto.
Además de una irresponsabilidad es una postura pasota, y si no opinas en las urnas, ¿para qué opinas en un bar, haciendo pagar a tus amigos tus críticas?
Es como quejarse sin poner una reclamación, con la diferencia de que no podemos dejar de "comprar" en una "tienda", porque esa tienda se llama Gobierno.

Rafa dijo...

Pongamos que votamos. Hay varias opciones, como por ejemplo, a:

Los ladrones
Los chorizos
Los engañadores
Los cleptómanos
Los cuatrero
Los maleante
Los mangantes
Los rateros
Los saqueadores
Los timadores
Los atracadores
Los bandidos
Los cacos
Los bandoleros
Los malhechor
Los corruptos
Los prepotentes
Los chulapos
Los bocazas
Los estafadores
Los salteadores
Los birlescos
Los rufianes
Los usureros

Bien mirado, hay varias opciones.

iago dijo...

No estic gaire segur que visquem en una democràcia. Més aviat tot plegat em sembla una partitocràcia. És a dir, el poder està en mans dels partits i de les seves estructures. No he estat mai de dretes, pero pel que fa a les estructures de partit i a la quantitat de corruptes no veig diferència entre la dreta i l'esquerra. A València el PP és més corrupte senzillament perquè té més poder. A Catalunya la corrupció és cosa, bàsicament de CiU i PSC. L'espanyolisme de torn, que no deixa escapar cap oportunitat per carregar contra les autonomies, el catalanisme i el separatisme es dedica a dir que en tots els escàndols que afloren ara a Catalunya el PP no hi és. ¿Com volen que hi sigui? ¿Si és la quarta força política al Parlament i no té ni un sol alcalde en els més de 950 municipis catalans? El PP a Catalunya no és corrupte senzillament perquè el PP a Catalunya no és. I que duri...

Tornant a això de la partitocràcia. És el sistema el corrupte i ara el perill és que surtin els populistes de torn a dir que ells ho arreglaran tot, a aprofitar la decadència del sistema per imposar la seva tirania particular. Moments com el d'ara els aprofiten sempre els potencials dictadors.

Jo tampoc no deixaré d'anar a votar, però d'entrada me'n guardaré prou de criticar aquells que no ho fan. Tal i com estan les coses, tan nociu em sembla no votar com votar als partits de l'stablishment, sigui CiU, PSC/PSOE, ERC, PP, ICV, IU... tot això és alimentar la partitocràcia vigent.

Per tant, el que proposo és el següent: Per una vegada a la vida fem una mica d'esforç i llegim què proposen realment els partits: llegim els programes i escoltem els seus líders. Descartem d'entrada tots els partits grans i ens quedaran un bon nombre de partits petits, extraparlamentaris, als quals potser val la pena donar l'alternativa. No ho sé, però d'entrada cal buscar-los i saber què diuen. Un cop fet això jo estic segur que un ciutadà socialista trobarà algun partit d'esquerres que també el pugui satisfer i que un ciutadà separatista (com ara jo) trobarà també algun partit que el satisfaci.

Anónimo dijo...

Vull posar un poc d'optimisme en aquests comentaris al meu parer tant catastrofistes. Vull pensar que sí que hi ha polítics responsables. Vull pensar que encara no s'han perdut tots els valors i ideologies, i que hi ha persones que lluiten per defensar-los amb mètodes democràtics. Cal que denúnciem als que no ho fan i els tanquem a la presó, amanillats i amb borses de fem, com a la resta dels lladres. I davant d'aquesta situació creada de desencant, queixar-se i dir que mals són tots, no fa més que tirar més sorra al muntó. ¿Què hi ha darrere de la queixa? ¿On estan les mobilitzacions i les actuacions?
Per altra part, el no votar em sembla que és una opció més. Tant responsable com la de votar. Per a mi, pot ser una acció que vol demostrar aquest malestar. Ha costat conseguir molt la democràcia, però aquesta està feta mal bé.
Cal separar en la sorra aquells grans que sí que són bons, i sí tal vegada els trobarem als partits minoritaris que no han fregat mai el poder. Doncs donem-los una orportunitat i lluitem per canviar aquest sistema bipartidista.
La ràbia i els insults estan molt bé, però cal anar més enllà i prendre acció.

PEPA

José Vte. dijo...

Antes había corrupción y por lo menos por dignidad había dimisiones y se pagaba en las urnas... Ahora igual es por la crisis, pero NOS DA TODO IGUAL. Hay corrupción y esperamos que nos caiga algo. Hay corruptos y esperamos que sean inocentes... Pero tenemos lo mejor del mundo mundial y de Europa, como por ejemplo ahora un Agora que dicen enamora al mundo y que es la catedral del tenis mundial y nosotros, viendo que sólo caben 5.000 personas, nos lo creemos... Yo no dejaré de votar, porque me da rabia que al final salgan los mismos, pero sí que miraré todas las alternativas. Y pienso que la alternancia en democracia, o el tener que llegar a consensos sin mayorías absolutas, es lo que sanea precisamente el sistema. Está demostrado que el poder corrompe. Y estos llevan muuuuuchos años. Al final acabaré dándole la razón a Aznar, que dijo ocho y no más, y me duele tener que dársela. Pero no sólo con las personas. Ningún partido puede eternizarse en el gobierno, por muy bien que lo haga... Al final aparecen los chupópteros. Ocho años, doce años... Y adiós muy buenas...

Anónimo dijo...

También se puede votar en blanco o nulo, no es cosa sólo de A o B

El Tito de S. dijo...

Hay que votar a la opción menos mala porque votar en blanco o nulo, según las normas, le contabilizan a quien más votos recibe por un asunto de proporcionalidad. Votad, malditos...