10 marzo 2009

Llívia, un trocito de tierra extranjera en Francia



Hoy he ido a Llívia, un pueblo que está en Francia pero que es de Cataluña, para los puristas, de España. He salido de Encamp y luego a la vuelta la Pepa me había dejado el coche en Escaldes-Engordany, y menos mal. Al final, 160 km a una media de 28.8, pero me duele porque cuando he llegado a la Seu d'Urgell, antes de iniciar la subida de unos 20 km (con sube y baja, jodienda rompepiernas a estas alturas...) hasta donde tenía el coche, llevaba una media de 30 clavada. Era inevitable que bajara.



La ida ha sido brutal, con viento de cara y a plato, y la vuelta pese al viento en contra, como no era tan fuerte la he llevado primero mal, pero luego mejor después de tomarme una manzana y ponerme las perneras, porque me estaba quedando helado. El 80% de la salida con el plato y cadencia, quitándolo en los repechacos, porque si no me iba a quemar. Ha sido un día duro, sobre todo al final, y se me ha hecho pesado porque solo me aburro. Pero hay que seguir sumando.

Llívia me gusta porque allí pasé el día de mi cumpleaños del 2008 con la Pepa. Comimos en un restaurante a tutti, y luego nos echamos una siesta de campeonato en el jardín de la iglesia del pueblo. Más paz, imposible. Aquí dos fotos instantes después de despertarnos.





Un poco de historia, gentileza de wikipedia
Esta localidad es un enclave de España en Francia. Se trata de un municipio situado a 153 kilómetros al norte de la capital de su provincia, Gerona, rodeado en su totalidad por territorio francés como resultado del Tratado de los Pirineos de 1659: merced a éste, España cedió a Francia los treinta y tres pueblos de las comarcas del Vallespir, el Capcir, el Conflent, el Rosellón y la Alta Cerdaña que hoy forman, junto con la Fenolleda, el departamento francés de los Pirineos Orientales.

Llivia quedó fuera de este tratado por tratarse de una villa, privilegio concedido por el Emperador Carlos V, por lo que continuó bajo dominio del Rey de España. El 11 de febrero de 1939, a finales de la Guerra Civil Española, las autoridades del bando nacional pidieron a las autoridades francesas permiso para ocupar Llivia.

Su población en 2008 era de 1.517 habitantes, repartidos en un territorio de 12,83 km². Llivia pertenece a la jurisdicción de Puigcerdá. Las lenguas habladas en la localidad son el español, el catalán, y, en menor medida, el francé

4 comentarios:

Iago dijo...

Discrepo! Per als puristes i els no puristes Llívia no és un enclavament de res dins de res, i menys encara un enclavament espanyol a França, perquè ni Llívia és espanyola ni el que l'envolta és territori francès. L'alta Cerdanya, el Vallespir, el Conflent, el Rosselló i la Fenolleda, com els seus noms delaten, no tenen res de francesos ni espanyols i són territoris catalans. I no són de la "Catalunya nord" com diuen a TV3, sinó del "nord de Catalunya".

A algú se li acudiria dir que Sòria és un enclavament espanyol envoltada de territori espanyol? Doncs això: Llívia és un enclavament català envoltada de territori català. És a dir, no és un enclavament i, gràcies al Tractat de Maastricht i a l'espai Schengen, cada cop es fa més evident que és així.

Apa, ja m'he quedat a gust: "com fem caure espigues d'or, quan convé seguem cadenes"

Iago.

Rafa dijo...

bla bla bla bla
A vegades m'avorreixes, amic. No serà per tant!!!

Marcel dijo...

Llívia serà catalana o no serà! Si ens destrossen les contrades, alçarem les barricades!

Anónimo dijo...

de catalana nada legalmente es espanis amigos catalanes cuando dejareis de soñar .