07 enero 2011

Un amigo entre la lluvia

El primer año de estar en Andorra, hubo dos días, puede que tres, en los que la Pepa tuvo que venir a por mí porque me pilló la lluvia... tormentas pirenaicas, pocas bromas con eso. Dos de ellas fueron justo al atravesar la frontera, y puede que otra esta en la que me tuve que resguardar en una casa de campo que estaba abierta. Allí encontré un techo y un amigo.

video

3 comentarios:

David dijo...

Jaja, los golden, generalmente, suelen ser una caña de perros.

Yo tengo 2 perrillos y una gata... el que más faena da es el Jack Russell, es un terremoto.

Los perros son brutales, le dan vida a uno.

Mary dijo...

Qué guapooooooo...
Totalmente de acuerdo, David, los perros le alegran la vida a uno. A mí se me va la vista cada vez que veo uno por la calle -no importa la raza- y todavía se me cae la baba cuando viene Buster a saludarme como si no me hubiera visto en años (qué guapooooo...).

Anónimo dijo...

SI LA FOTO DE PORTADA ES PATXIII.
UN ABRAZO RAFAAAAAAAAA.
ZORI