14 noviembre 2008

Un buen pedo

Ahora me váis a decir que soy un guarro y que nadie hace esto. Vamos hombre, que un buen pedo siempre es un buen pedo. Es como si liberases tensión. Tenemos por aquí una pareja de amigos que dicen que hay que escuchar a tu cuerpo. Escuchémosle y hagámosle caso de vez en cuando. Es una cuestión de equilibrio.

2 comentarios:

María dijo...

Aquí en Alemania lo de los pedos es de lo más normal. Y no me extraña porque entre tanto pan integral y tanta bebida con gas lo raro sería que no se los tiraran. Un día estaba yo sentada en la sala de profesores, se acercó un profe hacia mí para decirme algo y antes de llegar (menos mal) se le salió uno. Como el hombre es muy simpático y yo no me escandalizo él dijo "ups, sorry" y yo seguí como si no me hubiera enterado. Hace unos días en clase de los mayores estaba yo escribiendo en la pizarra y todos copiando cuando sonó un "prprprprprpr" estruendoso. El silencio se rompió a los segundos con una carcajada general dirigida al autor del mismo, un alumno de lo más aplicado, vaya, que se le salió sin verlo venir. Yo seguí escribiendo como si nada y, al ver que algunos insistían con las risas, escribí en la pizarra "un pedo". "¿Qué significa eso?" "Eso es lo que acabamos de oir" (yo sin mirar al alumno para no avergonzarle) "Hale, seguid copiando". Y asunto arreglado.

PETRY dijo...

En esos años de la busqueda de LIBERTADES ( años 70 ) se decía que todo aquel que no se tiraba pedos con "normalidad" era un reprimido sexual. Así como suena.

Lo que nos llevaba a la siguiente conclusión:
Casi todos/as eramos unos reprimidos sexuales.Los demás eran unos guarros