24 agosto 2010

Año de extremos

En el 2010 no hay término medio. O hace un frío de narices, o nos morimos de calor. Verbigracia:

Adjunto aquí dos videos de cuando llegué a donde estaban Pepa, María, Noemí, Carlos y Toni esperándonos en el Portalet, en la pasada edición de la Quebrantahuesos. Aquel 19 de junio de tanto frío y tanta lluvia y tanto sufrimiento. Hasta a mí me sorprende, meses después, mi propia cara de derrotado, el tembleque en la mano, el no saber ni lo que digo...




video
video

Y aquí os dejo el otro extremo. Salida en bici del lunes 23 de agosto. Diego, Luis, Raúl y yo huyendo de la deshidratación. El pulsómetro marcó una máxima de 45ºC y una mínima de 39ºC. Estuvimos media tarde en un bar de Náquera bebiendo y relajados. Una globerada obligada. Salimos del bar camino a casa a las 20.00, para llegar casi de noche a Valencia y, pese a eso, con 38ºC. Hicimos mal en salir de casa, es cierto, pero hicimos bien en convertir una salida en bici suicida en una tarde de bareto y reencuentros muy agradable. Es cuestión de acoplarse.




No hay comentarios: